Mundos encantados y encantadores: Parques Nacionales y Santuarios de Flora y Fauna en Nariño

Donde el verde es de todos los colores, confluyen el PNN Complejo Volcánico Doña Juana-Cascabel y los Santuarios de Flora y Fauna Galeras e Isla de La Corota. Territorios sagrados que unen la biodiversidad, la cultura y el misticismo para propios y visitantes en el departamento de Nariño. 

Santuario de Flora y Fauna Galeras

Si a ti te preguntaran ¿cuál es la representación que tienes de Pasto – Nariño?  Apostaría que a tu mente al son de la Guaneña llega el Carnaval, la Laguna de la Cocha, su gastronomía exquisita, el Deportivo Pasto y por supuesto el grandioso Volcán Galeras. 

Pero a lo mejor no sabías que puedes viajar y visitar el Volcán, pues en 1985 fue declarado Santuario de Flora y Fauna y cada día son más los turistas que aprovechan de esta encantadora y sublime experiencia. 


Foto 1. Autora, Yanni Caicedo.
Santuario de Flora y Fauna Galeras.


Foto 2. Autora, Yanni Caicedo. Vegetación Santuario de Flora y Fauna Galeras.


Foto 3. Autora, Yanni Caicedo. Vegetación Santuario de Flora y Fauna Galeras.

Si bien, el Volcán Galeras ha sido una representación de Pasto hacia el mundo, vale la pena mencionar que el Santuario de Flora y Fauna Galeras no solo comprende al municipio de Pasto, sino también a La Florida, Nariño, Sandoná, Consacá, Yacuanquer y Tangua. 

Ahora te preguntarás ¿cuáles son las actividades y los atractivos naturales que podrás disfrutar al viajar al Santuario de Flora y Fauna Galeras? 

Paulo Guerrero, un aficionado del turismo ecológico en Nariño, nos comentó que el recorrido hacia el volcán está colmado de parajes naturales maravillosos para visitar, uno de ellos es el conjunto de fuentes hídricas divididas en lagunas, cascadas y aguas termales. 

“La vez que llegué a la laguna de Telpis, fue uno de los episodios más motivadores de mi vida, pues fue la primera vez que pude sentir realmente lo que es la tranquilidad. Frailejones de todos los tamaños, pastizales húmedos, pequeños riachuelos y mucha calma. Esa vez únicamente escuchaba el sonido de mi agitado corazón”, mencionó Guerrero.

Así como la Laguna Telpis, también podrás encontrar otras lagunas más, como la de Mejía, Coba Negra y Laguna Verde. Cascadas como la de Tunal y aguas termales en Consacá.

Si eres un aficionado del avistamiento de aves, el Santuario de Flora y Fauna Galeras, será uno de tus lugares propicios para visitar, pues en él podrás apreciar 13 especies de colibríes o “quindes” como regionalmente se los nombra. Asimismo en el recorrido también disfrutarás de más de 120 especies de orquídeas que se producen gracias al amplio rango de pisos térmicos. 

Es importante que sepas que actualmente llegar a la cima del volcán no está disponible, pues gran parte del Santuario está en zona de amenaza volcánica alta, sin embargo, desde hace 5 años la Gobernación de Nariño conjuntamente con Parques Nacionales Naturales y operadores turísticos locales, han realizado el reconocimiento de las zonas que se pueden transitar y una de ellas es precisamente Telpis. 

Además de lo anterior en conversaciones con la oficina de Turismo departamental, se constató que en el Santuario todo el tiempo hay evaluación y monitoreo de la actividad sísmica del volcán, por lo que es importante que antes de ir te comuniques con la Sede Administrativa SFF Galeras, número: (57 2) 732 0493 para la seguridad de tu viaje. 

Ahora que ya sabes todo esto, te vamos a contar cómo llegar al punto de inicio del recorrido, no sin antes advertirte que desplazarte al Santuario merece de manera obligatoria del acompañamiento de un guía, así que al momento de comunicarte con la Sede Administrativa, solicita el contacto de uno para que pueda acompañarte en tu ascenso al Santuario. 

Ahora bien, para iniciar tu trayecto, primero deberás llegar a Pasto y enseguida trasladarte a la vereda San Felipe ubicada en el municipio de Yacuanquer. En ella encontrarás a tu guía, quien te orientará por alrededor de 4 km en el camino por el gran Santuario, mientras te contará un sinnúmero de historias, leyendas y mitos que se originan en las faldas del Volcán Galeras. 

Realmente no solo conocerás un destino natural, experimentarás la cultura de los Quillacingas y sus descendientes, pues vale la pena contar que el Volcán Galeras o “Urcunina” que en lengua indígena significa cerro de fuego, es considerado un protector del territorio nariñense, pues atraviesa las dinámicas gastronómicas, religiosas, artísticas y culturales de los municipios que tienen la fortuna de su presencia.

 

El Santuario de Flora Isla de la Corota, como si fuera un sueño. 

Foto 4. Autora, María Fernanda Villareal. Isla de la Corota.

Foto 5. Autor, Andrés Urquina. Santuario Flora Isla de la Corota.

Sabes que a 20 km de Pasto y a 40 minutos de camino por carretera, se encuentra un lugar mágico donde los andes se unen con la Amazonía Colombiana, es El Santuario de Flora Isla de la Corota, un área protegida de 16,2 hectáreas, ubicada en el humedal la Laguna de la Cocha, al sur oriente del departamento de Nariño. En este escenario mágico, enmarcado por el bosque andino insular lacustre y rodeado por imponentes cerros, encontrarás un ecosistema único en Colombia. 

Su área de influencia está conformada por 18 veredas que hacen parte del Corregimiento El Encano, estas circundan el espejo de agua de la isla  y están habitadas por indígenas y campesinos. Para llegar a la isla puedes tomar una lancha desde el puerto, ubicado a la orilla de la Laguna de la Cocha, recorrido que dura aproximadamente 10 minutos.

El sitio de desembarque es el sendero llamado La Totora, al recorrerlo observarás un ecosistema acuático diverso. La Cocha tiene un volumen estimado de 1.700 millones de metros cúbicos de agua y se alimenta de 26 quebradas, además de ser el hábitat de aves residentes y migratorias.

A continuación, podrás iniciar en compañía de los guardaparques un recorrido de un kilómetro por el sendero el Quiche, atravesando la isla de norte a sur a través de un camino de madera, experiencia que te permitirá disfrutar del encanto del bosque y el imponente abrigo de sus árboles. Además de observar una gran variedad de especies de plantas y animales, entre ellas bromelias, helechos, anturios, 36 especies de orquídeas, 60 especies de aves que engalanan el ambiente con su canto y 3 especies de murciélagos encargados de la polinización y la dispersión de semillas, que hacen de este lugar un ambiente místico para establecer conexión con la naturaleza. Asimismo puedes disfrutar de una vista panorámica desde el mirador del santuario.

Como si esto fuera poco, en el centro de la isla se encuentra la Capilla de La Virgen de Lourdes, un lugar  de gran belleza, que recibe a turistas y propios, propiciando un escenario de espiritualidad y tranquilidad.

Aquí encontrarás planes para todos los gustos, si lo tuyo son las actividades deportivas, podrás realizar kayak y pescar. Y, por supuesto, para contrarrestar el frío podrás elegir entre diversas bebidas típicas nariñenses ofrecidas por los locales en chalets, ubicados alrededor de la laguna. Si eres amante de la buena gastronomía no puedes dejar pasar la oportunidad de degustar lo mejor de la cocina del sur occidente colombiano. 

Un lugar mágico debe ser disfrutado en su totalidad, por ello alrededor de la laguna podrás encontrar alojamiento para todos los gustos y bolsillos. No pierdas la ocasión para pasar una velada amena acompañada por tus seres queridos y las mejores bebidas locales.

Parque Nacional Natural Complejo Volcánico Doña Juana-Cascabel.


Foto 6. Autora, María Nancy López. Páramo – Complejo Volcánico Doña Juana-Cascabel.


Foto 7. Autor, Guillermo Alfonso Vivas. Laguna del Silencio – Complejo Volcánico Doña Juana-Cascabel.

El Parque Nacional Natural Complejo Volcánico Doña Juana-Cascabel, fue declarado como reserva protegida en el año 2007. Su atractivo no se encuentra ligado exclusivamente a la imponencia de sus volcanes: Doña Juana, Ánimas y Petacas, puesto que sus páramos, ríos, lagunas naturales, bosques y gran diversidad de especies de plantas y animales, distribuidos a lo largo de 65.858 hectáreas, captan con gran fuerza la atención de propios y visitantes, convirtiendo este lugar en un paraíso escondido en el Macizo Colombiano, entre los departamentos de Nariño y Cauca.

Si este lugar ha despertado tu interés, debes saber que hay 3 rutas que te permitirán llegar a él. La primera de ellas inicia en el casco urbano del municipio de La Cruz, en Nariño, a continuación debes seguir sobre la vía que conduce al corregimiento de Tajumbina y más adelante te desplazas hacia la vereda La Ciénaga, en este punto termina la vía pavimentada e inicias el recorrido a pie, a través de un camino señalizado, que aproximadamente después de dos kilómetros culmina en el límite del parque.

Si eres un aventurero o aventurera experimentado(a), es probable que la segunda ruta capte tu interés. Partiendo desde el municipio de Santa Rosa debes llegar al Corregimiento El Descanse, este recorrido te tomará aproximadamente 8 horas caminando, desde ahí podrás llegar al límite del parque.

La última ruta es la más accesible, partes desde el casco urbano del municipio de La Cruz, esta vez con dirección al Tablón de Gómez, Corregimiento Las Mesas, hasta llegar a la vereda El Silencio, este recorrido en vehículo te tomará aproximadamente dos horas y media, luego continúas el trayecto caminando hasta llegar al límite del parque. 

Después de elegir una de estas tres opciones llegarás a un parque que permitirá que tus pasos se mezclen con las huellas de dantas de páramo, cóndores, osos de anteojos, venados y pumas. Podrás internarte en densas selvas, encontrar cascadas que dan honor al nombre de “El Cascabel”, visitar la Laguna de la Caratosa y la Cueva de la Cuaperta.

Este destino tiene la capacidad de crear una conexión más cercana con tu ser interior o re establecerla, podrás disfrutar de una aventura amenizada por la música de la naturaleza, el canto de algunas de las 471 especies de aves identificadas en la zona, el sonido del viento, disfrutar de los colores de plantas y especies vasculares que representan el 8% de la variedad de páramos colombianos, sentir el encanto y la magia de bosques, la brisa del páramo cayendo sobre tus mejillas y ver el agua abriéndose paso entre la vegetación para fluir libre e incluso conmoverte ante Laguna del Silencio. 

Puedes pasar de leer estas palabras, que no son suficientes para dar cuenta de la fuerza que transmite este lugar, a dar el primer paso para iniciar un viaje y una experiencia que te permitirán envolverte en su magia y majestuosidad. Planifica una cita con este lugar escondido en el Macizo Colombiano que espera por ti.