“Para mí la fotografía es un viaje interno. De ahí viajas a muchas partes”, @cristiancastro.ph

Foto 1: Cristian Andrés Castro Illera

Cristian es un joven payanés que lleva cerca de 10 años trabajando en el campo de la fotografía profesional. No esperaba que esta profesión le gustara tanto, llegó de repente a su vida y le hizo un guiño cuando estudiaba comunicación social en la Universidad del Cauca.

Allí tuvo la oportunidad de “afinar el ojo” y aumentar su sensibilidad con el entorno, los personajes y las comunidades. Gracias al componente audiovisual de la carrera, realizó documentales sobre comunidades indígenas, su cosmovisión y la resignificación de los lugares afectados por el conflicto armado.

Foto 2: Retrato de un campesino de El Naya. Por: Cristian Castro.

Finalmente, Cristian se dejó seducir, escuchó el llamado en su interior y decidió estudiar cámara y fotografía para cine. Su primer trabajo consistió en realizar un portafolio de servicios para un reconocido hotel en Popayán. Cuenta con cierta gracia que en ese momento tenía una cámara análoga y que cobró muy poco por su trabajo.

Para él la fotografía es un viaje en el que disfruta de la diversidad de la cultura y de la gente, la riqueza de los lugares, paisajes y el movimiento de la vida. Su carrera ha estado marcada por la escena cultural y musical de Popayán, ha realizado fotografías en conciertos de bandas de rock y el Festival de jazz y músicas caucanas. Entre sus trabajos más memorables está el cubrimiento del Festival América Danza, un espacio de encuentro e intercambio cultural que le dejó grandes amigos y aprendizajes.

Actualmente, está dedicado a la fotografía publicitaria con enfoque gastronómico, y no es para menos, la cocina es para él un espacio que disfruta y le gusta compartir con sus allegados. Cuando hace una fotografía intenta llevar al observador a ese momento en el que se creó la foto, transmitir sensaciones, contar historias y crear diferentes lecturas de lo que se ve.

Foto 3: La ruta del maíz, el tesoro caucano. Por: Cristian Castro.

Para este “ser humano normal”, alegre, austero, que sonríe mucho y quiere aprender constantemente, la humildad y la empatía son muy importantes en su trabajo. Admira a Cartier Bresson, Anton Corbijn y Robert Capa; declara su amor por los retratos de “gente real”, de la calle, de lo cotidiano. Y anuncia su gran sueño: vivir de la fotografía y viajar tomando fotos.

Algo más de su trabajo:

Foto 4: Si hay algo hermoso en el Cauca es el volcán Puracé. Por: Cristian Castro.

Foto 5: Los atardeceres en Popayán son sublimes. Aquí se aprecia el centro histórico desde la iglesia de Belén. Por: Cristian Castro.

Foto 6: Matices del atardecer en el lago El Bolsón, Cajibío, Cauca. Por: Cristian Castro.