Quibdó continúa trabajando para certificarse como destino turístico sostenible

A principios de este mes se reanudaron los talleres con el comité de sostenibilidad en Quibdó. Estas actividades hacen parte del proceso que se está llevando a cabo para certificar destinos turísticos sostenibles en la Región Pacífico.

En esta oportunidad el comité aprobó la política de sostenibilidad que se debe implementar en el área delimitada para certificarse como destino turístico sostenible, que en este caso comprende el malecón y su área de influencia en la carrera primera hasta la segunda; una zona comercial de hotelería y gastronomía, que se extiende desde la calle 24 hasta la calle 31 donde se encuentran los bares y discotecas, combinando así los servicios y los atractivos naturales.

Además, se elaboró la matriz de aspectos e impactos ambientales, socioculturales y económicos de las actividades vinculadas al turismo en esta ciudad. Didier Sánchez, integrante del comité de sostenibilidad en Chocó y delegado de movilidad y transporte, afirmó que encontraron importante la creación de un grupo de espacio público para garantizar que la ciudad se vea más ordenada y atractiva para los turistas y los propios ciudadanos de esta capital en el Pacífico colombiano.

Sánchez afirmó que, “lo importante es que perdure en el tiempo. La idea es dar a conocer a Quibdó como un sitio turístico”; e hizo énfasis en que es imperativo que todos los actores aporten en el desarrollo del proceso y entiendan que esta es una oportunidad para mejorar el espacio en la ciudad, atraer más visitantes y, por ende, mejorar los ingresos de los habitantes de Quibdó.

Por su parte, Yovany Rodríguez, representante de Codechocó, afirmó que en el proceso se han percatado del gran potencial que tienen los negocios verdes en esta ciudad, y los ven como un potencial turístico. “El proyecto y la política de sostenibilidad son pertinentes porque se trata de posicionar la ciudad como un destino turístico” y para esto es necesario cumplir con unos criterios de sostenibilidad en lo social, ambiental y económico, y así se aporte a la generación del desarrollo sostenible.

Rodríquez rescató la importancia del reconocimiento social a los grupos étnicos territoriales, negros e indígenas, en este proceso. “Otro elemento importante de esa política es que su implementación implica una conciencia ciudadana, un proceso de educación ambiental donde toda la sociedad quibdoceña debe apropiarse de ella para que se implemente debidamente, y se logre una transformación de muchas problemáticas que tenemos en la región”, agregó.

Tanto Sánchez como Rodríguez coinciden en que el desarrollo del proceso que pretende llevarlos a conseguir la certificación como destino turístico sostenible para Quibdó significa una gran oportunidad para fortalecer la generación de empresas, de empleos, el mejoramiento de la movilidad y en general el desarrollo de la ciudad. No obstante, hacen hincapié en la necesidad de realizar un trabajo interinstitucional y con la comunidad, de manera constante para lograrlo.

Finalmente, la información recogida en cada una de las mesas de trabajo (subcomités económico, sociocultural y ambiental) del comité de sostenibilidad será compilada y analizada por el equipo técnico que está encargado de acompañar este proceso de implementación de la Norma Técnica Colombiana NTS-TS 001-1 de 2014, y los hallazgos serán socializados en el próximo taller.

En el próximo taller se iniciará la construcción de la matriz de programas, en la cual se definen las acciones que se realizarán para minimizar los impactos negativos y fortalecer los impactos positivos.