Ginebra retomó las actividades que hacen parte del proceso que busca la certificación como destino turístico sostenible por medio de la implementación de la norma NTS TS 001–1:2014 en el marco del desarrollo del proyecto “Consolidación del destino turístico Región Pacífico, a partir del fortalecimiento de sus activos culturales y naturales, Cauca, Nariño, Chocó, Valle del Cauca”.

Este encuentro contó con la participación de prestadores de servicios turísticos, delegados de las diferentes dependencias de la administración municipal, de la CVC, UES Valle, Gobernación del Valle y Cámara de Comercio de Buga; representantes de comunidades indígenas y afrodescendientes que habitan el municipio. En esta oportunidad se realizó la formalización de los comités preliminares del sistema de gestión de sostenibilidad, donde se aprobó el código de conducta y la política de sostenibilidad; además, se socializó el manual de autoridad y responsabilidad, en el que se determinó que se deben hacer algunos ajustes que se revisarán en el próximo taller.

Estos productos se presentan como el resultado del compromiso y trabajo en equipo de aquellos que le apuestan a seguir el camino hacia la sostenibilidad turística, a través de la apropiación de un conjunto de acciones orientadas a mejorar aspectos ambientales, socio-culturales y económicos.

Amanda Coral, participante en la jornada y delegada del programa Colegios Amigos del Turismo, sostuvo que es importante que las entidades encargadas de los temas ambientales en este municipio se vinculen de manera permanente a este proceso, con el fin de que la actividad turística sea sostenible en lo ambiental. Además, recalcó la pertinencia de que todos los actores involucrados participen para poder llegar a acuerdos, todo esto incluyendo a las nuevas generaciones, de manera que se pueda garantizar la sostenibilidad en el futuro.

“Esta actividad fue muy buena porque ya delinearon los corredores turísticos”, declaró Coral. Y expresó que en la medida que se vayan consolidando cambios concretos se sumarán más actores, cuyos aportes serán valiosos para el desarrollo de este proceso con el que se pretende conseguir la certificación como destino sostenible para un área que comprende el parque principal, la plazoleta Mono Núñez y tres corredores turísticos.

Según los participantes del taller, por medio de estas jornadas se establecen acuerdos entre los diferentes sectores sociales e institucionales de Ginebra, y a su vez, se sensibiliza a la comunidad llevándola a empoderarse de su territorio con un alto sentido de pertenencia y contribuyendo a la conservación y protección de sus recursos.

La frase: Con la certificación como destino turístico sostenible se dinamizaría mucho más la economía local.